BLOG Y NOTAS

INICIO Y REINICIO DE CLASES 2020 “APRENDO EN CASA”

El 31 de marzo pasado el Ministerio de Educación ha publicado la
Resolución Ministerial N° 160-2020-MINEDU, que dispone el inicio del
año escolar a partir del 6 de abril, bajo la estrategia denominada
“Aprendo en casa” y la prestación presencial del servicio
a partir del 4 de mayo. 

Frente a esta eventual forma de enseñar y aprender, es posible observar a través de las redes sociales el gran desconcierto de la población en general y de manera particular de actores educativos. Cambiar de la noche a la mañana una forma de aprendizaje resulta por demás desconcertante, tanto para alumnos como para los padres de familia, nunca se ha tenido una experiencia de esta naturaleza, existen muchos padres de familia que jamás han ingresado o conocen siquiera el internet. En ese sentido, la estrategia “Aprendo en casa” ha generado incertidumbre en la población, dado que el servicio educativo a distancia será hasta antes del 04 de mayo de 2020 y después presencial. ¿Hay certeza en las fechas y condiciones?

Por otro lado, ¿está el Ministerio de Educación en condiciones de orientar adecuadamente en un contexto tan diverso, geográficamente agreste y disperso, con sistemas de comunicación deficientes, con una población social y económicamente muy diferenciado, con grandes brechas de infraestructura, tanto física como tecnológica y limitadas competencias en el manejo de tecnologías de los maestros? ¿Será viable una propuesta al margen de nuestra diversidad nacional? o ¿Es un documento elaborado con prisa debido a la emergencia y que más bien reproduce experiencias educativas ajenas a nuestra compleja realidad nacional? 

Sin lugar a dudas, todos necesitamos una respuesta. Claro que sí, necesitamos contar con una propuesta educativa que responda a  nuestra realidad local, regional, la cual debe ser construida de manera pertinente. Sin lugar a dudas, sería una magnífica oportunidad para que las regiones del país impulsen sus propuestas, largamente postergadas por el centralismo capitalino. 

¿Es el servicio educativo a distancia una real alternativa a las actuales circunstancias de nuestro país?  

Desde siempre, la educación a distancia ha estado sometida a juicio por parte de ciertos enfoque que consideran necesario el contacto fisico para garantizar aprendizajes efectivos. (…) Y ya en la actualidad, el avance de las tecnologías ha hecho posible el que nadie ponga en duda que conocimiento, habilidades o destrezas e, incluso actitudes y valores, pueden enseñarse y adquirirse a traves de modelos no presenciales. (2007, P.11)./ (Lorenzo Garcia Aretio, Martha Ruiz Corbella, Daniel Domínguez Figueredo. “De la educación a distancia a la educación virtual”. Editorial Arial, SA - 2007.)

Según Lorenzo Garcia Aretio, en el libro: De la educación a distancia a la educación virtual. Ha formulado las caracteristicas requeridas para su realización: La mediación, la organización y secuencia de etapas; la disposición de material heterogeneo; evaluación basada en competencias; capacidad para acceder a multiples contextos de formación; protagonismo del estudiante en la construcción de recursos; habilidades de comunicación horizontal con diversas herramientas; la transferencia de experiencias en contextos cambiantes; y, en suma la gestión de la complejidad de la formación basdada en la web.

Una rápida mirada de nuestro sistema educativo, nos advierte la serie de limitaciones que tenemos para implementar el servicio educativo a distancia en nuestro país. Entre ellas mencionamos, la alta brecha de infraestructura; déficit en equipamiento y conectividad; insuficiente capacitación en el manejo de tecnologías de comunicación; casi inexistente experiencia en desarrollar el  

servicio educativo a distancia; padres de familia que no están preparados para apoyar en esta nueva forma de aprender y enseñar. Si a ello le añadimos muestra casi nula experiencia docente en brindar servicio educativo a distancia, el panorama es realmente incierto.

¿QUÉ HACER?

El aprendizaje de nuestros estudiantes no puede esperar, urge una alternativa concreta y efectiva. En ese sentido, debe reconocerse la preocupación de los maestros ante estos anuncios, yo diría más que las propias autoridades, por tamaña responsabilidad.  

No faltarán personajes que aprovechando las circunstancias le atribuyan toda la responsabilidad al maestro. Tener presente, que la responsabilidad de la situación actual de la educación peruana, no son los maestros sino la clase gobernante, al asignar bajos recurso presupuestales, bajos sueldos, el dispendio en proyectos de inversión plagados de corrupción, así como las cuestionadas compras de equipos, textos escolares, etc., etc.  

Si bien se ha dispuesto que el 4 de mayo se inicie con la prestación presencial del servicio; sin embargo, revisando  el panorama internacional, es muy probable que este inicio no sea tal, estará sujeto a una nueva evaluación. Por lo tanto las fechas serian una muestra de improvisación, lo cual resulta lamentable.

No podemos negar como alternativa el servicio educativo a distancia. Sin embargo, se requiere crear condiciones y una de ellas es el entendimiento de esta modalidad por parte de los actores, así como el rol que les corresponde. Debemos considerar que, esta es una gran oportunidad para plantear la educación que queremos, Una gran oportunidad para que se plasme y que traducido en las palabras del maestro Encinas se entienda como, “la mejor lección es un proyecto de trabajo, y el mejor examen, su ejecución”. Nuestra respuesta no solo debe tocar la coyuntura, sino para plantear una propuesta de cara a la modernidad y atender los retos de un mundo cambiante.

El sistema educativo, por necesidad más que por norma, debe regular el servicio educativo para pasar de la educación a distancia a la educación virtual, lo cual implica la formación de docentes en la modalidad, capacitación a docentes en ejercicio, la elaboración de nuevo material educativo, la inversión para el equipamiento, la revisión de los planes de estudios, etc.

Todos los actores tienen la oportunidad de mostrar su compromiso ciudadano a fin de asegurar resultados  favorables. Sugiero, entre otras, las siguientes tareas para la presente etapa: 

a) Con las autoridades regionales y locales, formalizar acuerdos para la inversión en equipos tecnológicos para  favorecer el servicio educativo de su ámbito territorial; convocar a expertos en el diseño e implementación de aulas virtuales; establecer alianzas con entidades e IE Privadas a fin de lograr la trasferencia de tecnologías a favor de los IE públicas; sistematizar las experiencias exitosas para replicarlas y su posterior generalización. 

b) En cuanto a los docentes, se requiere de manera inmediata implementar programas de capacitación la  implementación de aula virtual con classroom, aprender a dictar clases Skipe, Meet o teams, manejo del Zoom para elaboración de video tutoriales, CmapTools, etc. 

c) Con los padres de familia, constituir comisiones de reflexión en cada IE sobre COVID 19 y sus implicancias en la  educación; reflexionar y establecer compromisos para su apoyo a sus hijos, reconociendo la nueva forma de trabajo docente. 

d) En cuanto a las autoridades nacionales y el Congreso de la República, contextualizar el sistema educativo al  nuevo escenario socio político y las tendencias que se avizoran; revisar la asignación del presupuesto para atender las demandas educativas, priorizando la infraestructura, equipamiento, capacitación de maestros y preparación de materiales y textos virtuales; revisar la propia Ley de APAFA a efecto de que se priorice su potencial apoyo a favor de los aprendizajes, antes que la administración de recursos económicos. 

Siendo nueva esta experiencia, el servicio educativo a distancia debe formularse creativamente atendiendo nuestra realidad, nos corresponde construir la propuesta; pero no desde el escritorio sino con los propios actores, reconociendo nuestras fortalezas e identificando nuestras limitaciones, asumiendo compromisos, con una nueva mirada de país. Dicho con las palabras del gran Amauta José Carlos Mariátegui, “no debe ser ni calco ni copia, sino creación heroica”.

Dirección

Calle Libra N° 1137                     
Lima 39

Contactos

Email: info@igniteperu.com
Teléfono: 966 428 954