BLOG Y NOTAS

¿SE PODRÁ INICIAR LAS CLASES DESDE EL 4 DE MAYO EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS DEL PAÍS?

Docentes y alumnos estan a la espera de regresar a las aulas.

En las redes sociales hemos podido leer un comentario, respecto al retorno de los niños a clases, “Prefiero que pierda un año a que en un año pierda a lo que más quiero”. Las adhesiones a este punto de vista van en aumento, no sólo de los padres de familia sino también de los propios maestros. ¿Si no se cumplen las condiciones materiales que recomienda la OMS, será posible retornar a clase la fecha señalada? No será fácil para las autoridades gubernamentales confirmarlas. Lo previsible es que modifiquen el cronograma y que las decisiones cambien conforme avancen las circunstancias. Para reducir la incertidumbre, se requiere que haya un avance significativo en la inmunidad de las personas y en el mejor de los casos la obtención de la vacuna.

Las condiciones para iniciar el servicio educativo presencial, será una exigencia natural. El Colegio de Profesores de Chile ya le ha pedido a su gobierno que garantice la salubridad antes del 27 de abril para iniciar las clases, en los términos siguientes, “(…), ninguna maestra ni ningún maestro, volverá a las aulas hasta que la autoridad sanitaria diga oficialmente que la pandemia ha sido vencida y que nadie tiene peligro de contagio y de perder la vida”.

En nuestro país está previsto para el 4 de mayo,  mientras tanto debe funcionar la estrategia denominada “aprendo en casa”. El Ministro Benavides, hace poco ha señalado, “Los maestros son para nosotros como los médicos para la salud. Están en primera linea. Son las personas que van ayudar a las niñas y niños a darle continuidad al servicio” 

Para continuar, se requiere confirmar que la  estrategia aplicada es la más apropiada y esto sólo se puede saber mediante una evaluación, considerando indicadores relevantes como recursos, condiciones, docentes, alumnos, padres de familia. Los más interesados de esa evaluación son los operadores de la propuesta (maestros y padres de familia). Hasta el momento no hay un informe oficial sobre el particular, salvo algunos comentarios oficiosos que aparecen en las redes sociales, enalteciendo la propuesta. SUN TZU, en el Arte de la Guerra, advierte que la peor estrategia es aquella que ignore la realidad. En ese sentido sugiere: “Si la lucha asegura la victoria, entonces debes luchar, incluso si el gobernador lo prohíbe; si la lucha no asegura la victoria, entonces no debes luchar incluso por orden del gobernante”. (…) “Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no debes temer el resultado de cientos de batallas. Si te conoces a ti mismo pero no al enemigo, por cada victoria que ganes también sufrirás una derrota. Si no conoces ni al enemigo ni a ti mismo, sucumbirás en cada batalla”.

Conocer la realidad significa tener en cuenta al 9,6%  de la población que está en situación de pobreza. Así como a más del 50% de niños y adolescente menores a 15 años, principalmente del área rural, que son pobres y en los otros grupos de edad, la incidencia de la po brezafluctú a entre 32,2% y 46,2% aproximadamente. (Fuente INEI).

En cuanto al componente docente. Se requiere información real sobre sobre las competencias digitales de los docentes; sobre cuantos tienen experiencia en educación a distancia para enfrentar el servicio en condiciones de confinamiento; se requiere conocer cuántos no pueden entra en contacto con sus alumnos y porque; si es pertinente el instrumentos que verifica la labor docente; se sabe cuántos docente no
tienen las condiciones mínimas para cumplir su labor.
De los padres de familia, se requiere conocer cuántos están en posibilidades de apoyar a sus hijos, particularmente en las zonas rurales y de selva; cuántos niños no pueden acceder a las clases virtuales o por otros medios; qué tipo de equipos tiene las familias pobres; se requiere sincerar datos de la cobertura de esta forma de servicio, de lo contrario se estaría discriminando a los niños más pobres del país. 

Es muy probable que haya un importante número de  niños que no está haciendo nada y que al retornar a clases, se encuentren en dificultades o el maestro tenga que iniciar todo de nuevo ante una clase tan heterogénea. Por todas estas, razones comparto la idea de revisar la estrategia “aprendo en casa”.  En el caso de los alumnos, para orientar la finalidad hacia el desarrollo de competencias para la vida; que aprendan a planificar para aplicarlas en las actividades cotidianas; que formulen un protocolo para realizar los deberes en casa, con roles específicos; que instauren un espacio para la lectura y la reflexión. Y, en el caso de los docentes, suspender el trabajo remoto para implementar la capacitación virtual y prepararlo para esas nuevas condiciones considerando que nuestro país y menos el sistema educativo, está preparado para la enseñanza online masiva. No se puede cosechar donde no se ha sembrado. 

Francesco Tonucc, Psicopedagogo italiano advierte:  "No perdamos este tiempo precioso dando deberes. Aprovechemos para pensar si otra escuela es posible. Propongo que la casa se considere un laboratorio donde descubrir cosas: cómo funciona una lavadora, tender la ropa, planchar, aprender a coser….”  

Este año ya no será regular, hay que replantear todo, hay que prepararse para cuando se dé inicio al servicio educativo presencial. Las condiciones han variado, se exigirá el distanciamiento social y por consiguiente el docente no podrá trabajar con todos los alumnos como antes. No será extraño que el docente trabaje un día la una mitad de alumnos y al otro con la otra mitad. Entonces, ¿Cómo cumplir la programación anual?, ¿Sería una alternativa la forma semipresencial? Parece que sí, entonces la capacitación digital en estos momentos está más que justificada.

1 Carta firmada por Mario Aguilar, Presidente del Colegio de Profesores de  Chile, y por Darío Vásquez, Secretario General de la misma organización. 
2 Censos Nacionales 2017: XII de Población, VII de Vivienda y III de  Comunidades Indígenas

Dirección

Calle Libra N° 1137                     
Lima 39

Contactos

Email: info@igniteperu.com
Teléfono: 966 428 954